¿Cuales son los perfumes ideales para cada perfil de mujer?

El paso inicial y fundamental para la creación de estas esencias reside en la identificación de los rasgos que se desea transmitir.

El perfumista, en consecuencia, establece categorías y asocia la sensualidad con el aroma de la madera, el romanticismo con el de las flores y la vitalidad con aromas cítricos.

Algunos historiadores antiguos solían decir que la mayor cualidad de los perfumes es que hacen a los hombres volver sus cabezas para mirar a la mujer que ha pasado y que lo ha regado con su perfume

Mientras que los romanos, cultores por excelencia de cuanto placer rindiera satisfacción al cuerpo, se preocupaban más por la sensualidad de la apariencia, los egipcios, comenzaron a usar ungüentos para perfumarse y ligaban el uso de aromas a la salud más que a la sensualidad.

Hoy día, los perfumes representan un mercado nada despreciable: las ventas solamente en algunos países de Latinoamérica alcanza los US$ 70 millones.

Una elección muy personal
Según Ian Hamilton, jefe del grupo de perfumes de L'Oreal (Cacharel, Armani y Paloma Picasso, entre otros), "hay perfumes que no te gustaría ni aplicártelos, porque no van con tu estilo o tu personalidad. Lo mismo pasa con la ropa, hay tiendas en las que ni siquiera vas a entrar, porque no es tu estilo".

Para realizar un perfume, el perfumista se imagina ciertas características de personalidad, estilos de vida o a una persona en particular. "Hacer un perfume es una obra de arte. Es lo mismo que hacer una pintura, una escultura o una composición musical", explica María Antonieta Thomson, gerente de Marketing de Moure y Cía. (Chanel, Givenchy, Kenzo y Mont Blanc, entre otros).

El perfumista busca que en la esencia confluyan determinados rasgos y en ese sentido mezcla los aromas hasta lograrlo. "Ellos trabajan con características de personalidad, porque evocan personas, situaciones, episodios de sus vidas, sensaciones vigentes o actuales", acota.

Es así como han nacido fragancias clásicas asociadas a la alta costura, como Chanel N° 5, algunas modernas como son las de Armani o los contemporáneos de Calvin Klein o Polo Sport.

Cómo probarlos
La razón de por qué a no toda la gente un perfume le huele igual es porque sus notas interactúan con las características de quien se lo aplica. Es decir, cómo se siente un perfume en cada persona depende de factores tales como el pH (nivel de acidez) de su piel, grasitud (nivel de grasa facial), si fuma o no, si toma algún medicamento, entre otros elementos.

Para saber cómo se percibirá definitivamente en la piel hay que tener en cuenta la "pirámide olfativa". Esto consiste, explica María Antonieta Thomson, en que cada fragancia se divide en notas de cabeza, de corazón y de fondo.

Las notas de cabeza son las primeras que fluyen. "Al probar un perfume no se lo debe oler inmediatamente, porque son las notas más volátiles. Luego vienen las notas de corazón, que indican cómo es la persistencia de la fragancia, y luego la nota de fondo, que lleva las especies, los fijadores e indican cómo quedan definitivamente".

Y si bien no se puede dar una definición determinante, sí se pueden identificar ciertas fragancias con distintos estilos de vida de cada mujer.

Amor y romanticismo
Para Ian Hamilton, de L'Oreal, toda la gama de Cacharel evoca a mujeres que son "muy románticas, más tiernas y algo conservadoras". Estas fragancias también van con personalidades sensuales, pero más ingenuas. En esta colección están Anais Anais, Noa y Amor Amor.

Otro clásico para mujeres enamoradas es Trésor, de Lancôme. "Es para mujeres románticas, amorosas, que buscan un cómplice tierno", cuenta Paula Vergara, encargada de esta línea de productos. La nueva versión de Tresor, Eau de Toilette, identifica "a una mujer súper enamorada", agrega. Fragancias de Kenzo, como Flower y Parfum D'Ete, también se ubican en esta línea.

Deportistas, modernas y amantes de la naturaleza
Este grupo de mujeres se identifica con aromas cítricos -sus notas vienen de frutos como el limón, la bergamota, las mandarinas o las naranjas- y esencias frescas, que evocan al mar o plantas verdes, por ejemplo.

En esta categoría están Tommy Girl Jeans, de Tommy Hilfiger, el que refleja "a una mujer fresca, auténtica y despreocupada", según describe Bianca Foppiano, encargada de esta línea.

También está DKNY Woman, de Donna Karan, "que es para mujeres jóvenes de corazón y que se mueven con el pulso de la ciudad. Fue creado para aquellas que esperan lo inesperado", añade Bianca Foppiano.

Para las mujeres deportistas, que gustan del aire libre o gimnasios existen Polo Sport Woman y Ô de Lancôme. En tanto, para aquellas mujeres que son modernas, ejecutivas y sencillas, pero elegantes y más bien minimalistas, Envy de Gucci y Emporio Armani les entregan los aromas que las pueden identificar.

De la colección de Tommy Hilfiger también se destaca T-Girl, el que está inspirado en una mujer desinhibida, segura de sí misma, que vive la vida al máximo. Está basada en la flor de alheló y tiene notas alegres, dadas por toques cítricos de mandarina y bergamota.

- Elige el mejor perfume -

Deportistas y relajadas
Para ellas nada mejor que fragancias cítricas, como de limón, mandarinas, naranjas o bergamotas; además de las que evocan naturaleza. En esta línea podrían ser los perfumes de Tommy Hilfiger, Polo Sport Woman y Ô de Lancôme.

Minimalista
Si te gustan los colores simples y las líneas puras, además de un maquillaje muy cuidadoso y prendas básicas; lo tuyo son los perfumes frescos que evocan el agua y el ozono, como CK One de Calvin Klein, Eden de Cacharel, Pleasures de Estée Lauder y Daliflor de Salvador Dalí.

Modernas y ejecutivas
Para todas aquellas mujeres sencillas, pero elegantes; el perfume ideal es Envy de Gucci y Emporio Armani.

Urbana
Para ti son ideales las fragancias frescas y florales, como Eternity Moment de Calvin Klein. Otro ejemplo, que mezcla el aspecto frutal, pero fresco que te conviene, es Burberry Brit.
Clásica
Para una mujer que adora lo tradicional, que luce joyas de oro y suave maquillaje; su perfume es floral con toques de vainilla y madera. Un ejemplo de esto es: Allure de Chanel, So Pretty de Cartier, Champs-Elysées de Guerlain, First de Van Cleef & Arpels.

Original
Si haces tus propias mezclas, usas muchos colores y muestras audacia en cada cosa que haces, las fragancias que te corresponden son aquellas cuyos envases son de diseños entretenidos, sus aromas exóticos y dejan una estela difícil de olvidar. Por ejemplo, Jungle de Kenzo y Acte 2 de Escada.

Atrevida
Si bien tiene mucho parecido con la categoría anterior, están destinados a mujeres que sin ser evidentemente atrevidas en su vida diaria, sí lo son en la intimidad y dejan huella en los que la rodean. Su aroma siempre se recuerda. Ellas usan, por ejemplo, Samsara de Guerlain, un perfume oriental, amaderado, con toque floral, pero con mucho sándalo.

Románticas, cariñosas y tradicionales
La línea Cacharel viene muy bien para este tipo de mujer. También puede ser Trésor de Lancôme, Kenzo, Flower y Parfum D’Ete. En general convienen fragancias florales, más bien dulces.

Ingenua, pero sensual
Anais Anais, Noa de Cacharel, Amor Amor; son los perfumes ideales para esta mujer femenina, prudente, serena. También se trata de fragancias florales.


Juvenil
La idea de estos perfumes es que sean frescos, naturales y muy sutiles. La gama de Donna Karan es ideal, como DKNY Woman y T-Girl de Tommy Hilfiger.